Fundamentos de ballet clásico (II): La posición de los brazos

665046555
Fundamentos de ballet clásico (II): La posición de los brazos

Ya hemos hablado en otros artículos de este blog de la importancia que le damos las buenas academias de baile de Valencia a los fundamentos del ballet clásico. El funky, el hip hop, la salsa, el propio flamenco o, incluso, el zumba tienen raíces en los movimientos básicos del ballet. Hablamos hace algunas semanas de las posiciones básicas de los pies en el ballet clásico, de modo que le ha llegado el turno a las posiciones básicas de los brazos.

Una de las primeras cosas que enseñamos en las buenas academias de baile de Valencia es que, tanto los brazos como las piernas prácticamente nunca deben mantenerse rígidos. Una leve flexión tanto en los codos como en las muñecas ofrecerá una imagen de sutil flexibilidad. Con esta idea en la cabeza, la primera posición consiste en llevarlos hacia delante del cuerpo de modo que forman un óvalo con las manos ligeramente por debajo de la línea de los codos.

Para colocarse correctamente en la segunda posición hay que abrir los brazos hacia los laterales, tampoco ahora se mantienen rígidos sino que formamos un arco con ellos en los que los hombros serán la parte más alta de este arco. La transición de la segunda a la tercera es muy sencilla: basta con levantar uno de los brazos por encima de la cabeza mientras que el otro queda hacia el lateral.

Mueve despacio el brazo que tienes hacia el lado hasta el lugar que ocupaba en la primera posición, hacia adelante. Como el otro lo tienes hacia arriba, acabas de colocarte en cuarta. Por último, con los dos brazos colocados hacia arriba, enmarcando tu cabeza en el óvalo que forman, habrás compuesto la quinta posición.

Con las clases de Rumbaché conseguirás dominar los fundamentos del ballet.

haz clic para copiar mailmail copiado